"¿Y si tal ves mi mejor amiga tenía razón? ¿Si de verdad se había ido con ella por orgullo y porque sabía que sí no lo hacía regresaría a mi? Sí había sido por desesperación, por lo menos “desesperación” tenía muy buen aspecto hasta podría considerarla bonita. Que estupidez. Lo que llegamos a inventar las mujeres para hacernos sentir mejor a la otra."
- Acela A. Castillón (via yo—te—cielo)